LA GENTE DEL LIBRO

LOS SEGUIDORES DE 'ISA AL-MASIH - Somos la gente de Las Escrituras.

LA IDOLATRIA Y LA IGLESIA CATOLICA


¿Por qué la misma iglesia católica permite la idolatría, cosa que está prohibida en su libro básico, la Biblia? Otras iglesias no permiten esto (por ejemplo, la protestante).

Tengo que aclarar que no soy un representante oficial de la Iglesia Católica y Romana. Sería bueno preguntar directamente a un representante oficial de ellos lo que piensan al respecto.

Trataré de responder solamente con un punto de vista bíblico... pero antes veamos lo que la Iglesia Católica ha dicho al respecto. (Es la posición oficial de la Iglesia Católica, no de nuestra página.) El Catecismo de la Iglesia Católica de 1992 habla muy claramente acerca de la idolatría. También explica su punto de vista en cuanto a las imágenes.

¿Qué dice la Biblia al respecto?

Éxodo 20:1-6
1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy el SEÑOR tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, de los que me aborrecen, 6 y que hago misericordia en millares de generaciones a los que me aman, y guardan mis mandamientos.

Jeremías 10:1-10
1 Oíd la palabra que el SEÑOR ha hablado sobre vosotros, oh Casa de Israel. 2 Así dijo el SEÑOR: No aprendáis el camino de los gentiles, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque los gentiles las teman. 3 Porque las ordenanzas de los pueblos son vanidad; porque leño del monte cortaron, obra de manos de artífice con cepillo. 4 Con plata y oro lo engalanan; con clavos y martillo lo afirman, para que no se caiga. 5 Como palma lo igualan, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos; porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. 6 No hay semejante a ti, oh SEÑOR; grande eres tú, y grande tu Nombre en fortaleza. 7 ¿Quién no te temerá, oh Rey de los gentiles? Porque a ti compete ello ; porque entre todos los sabios de los gentiles, y en todos sus reinos, no hay semejante a ti. 8 Y todos se enloquecerán, y entontecerán. Enseñanza de vanidades es el mismo leño. 9 Traerán plata extendida de Tarsis, y oro de Ufaz; obrará el artífice, y las manos del fundidor; los vestirán de cárdeno y de púrpura; obra de peritos es todo. 10 Mas el SEÑOR Dios es la Verdad; él mismo es Dios Vivo y Rey Eterno; de su ira tiembla la tierra, y los gentiles no pueden sufrir su furor.

Isaías 44:9-20
9 Los formadores de escultura, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y testigos de ellos, ellos mismos, que ni ven ni entienden; por tanto se avergonzarán. 10 ¿Quién formó a Dios? ¿Y quién fundió escultura, que para nada es de provecho? 11 He aquí que todos sus compañeros serán avergonzados; porque los mismos artífices son de los hombres. Aunque todos ellos se junten, y estén, se asombrarán, y serán avergonzados a una. 12 El herrero tomará la tenaza, obrará en las ascuas, le dará forma con los martillos, y obrará en ello el brazo de su fortaleza; aunque esté hambriento, y le falten las fuerzas, no beberá agua, aunque se desmaye. 13 El carpintero tiende la regla, lo señala con almagre, lo labra con los cepillos, le da figura con el compás, lo hace a forma de varón, a semejanza de hombre hermoso, para que esté sentado en casa. 14 Se cortará cedros, y tomará encina y alcornoque, y se esforzará con los árboles del bosque; plantará pino, que se críe con la lluvia. 15 El hombre después se servirá de él para quemar, y tomará de ellos para calentarse; encenderá también el horno , y cocerá panes; hará también un dios, y lo adorará; fabricará un ídolo, y se arrodillará delante de él. 16 Parte de él quemará en el fuego; con otra parte de él comerá carne, asará asado, y se saciará. Después se calentará, y dirá, -Oh! me he calentado, fuego he visto; 17 las sobras de él torna en dios, en su escultura; se humilla delante de él, lo adora, y le ruega diciendo: Líbrame, que mi dios eres tú. 18 No supieron, ni entendieron, porque untó sus ojos para que no vean; y su corazón, para que no entiendan. 19 No torna en sí, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de ello quemé en el fuego, y sobre sus brasas cocí pan; asé carne, y comí: ¿lo que de él quedó he de tornar en abominación? ¿Delante de un tronco de árbol me tengo de humillar? 20 La ceniza apacienta; su corazón engañado le inclina, para que no libre su alma, y diga, ¿No está la mentira a mi mano derecha?

1 Corintios 6:9-11
9 ¿O no sabéis que los injustos no poseerán el Reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con machos, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios. 11 Y esto érais algunos; mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el Nombre del Señor Jesús, el Cristo, y con el Espíritu del Dios nuestro.

Apocalipsis 22:15
Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, y los disolutos, y los homicidas, y los idólatras, y cualquiera que ama y hace mentira.

La Biblia dice claramente que la idolatría es una ofensa a Dios. Cuando una persona asigna a una escultura, una imagen, un cuadro –o cualquier cosa– características (poderes, confianza, o devoción) que solamente pertenecen a Dios, está cometiendo idolatría.

Digamos que hace muchos años en la iglesia, querían ayudar a la gente que no sabía leer ni escribir... entonces hicieron imágenes para que esa gente inculta podría observar la imagen y meditar en lo que representaba. Dios por algo prohibió hacer imágenes. Él sabía que el hombre se corrompería al hacer representaciones de índole religioso, aunque el hombre tratara de justificarse con argumentos aparentemente nobles y buenos.